La Fundación Basque Team y la Federación Vasca de Golf presentan un proyecto de excelencia liderado por Txema Olazabal

Fecha de publicación: 

zupiria_proyecto_golf0.jpg
  • El objetivo de este proyecto es que el golf vasco tenga siempre representación en los Juegos Olímpicos y que aumente el número de jugadores con billete para los circuitos internacionales

El gran golfista Txema Olazabal, ganador de dos Masters de Augusta y cinco Ryder Cup (cuatro como jugador y una como capitán en el denominado milagro de Medinah), el consejero de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, el director de Actividad Física y Deporte Jon Redondo, la coordinadora de Basque Team, Olatz Legarza, el presidente de la Federación Vasca de Golf, Vicente Aurelio Sainz, y el presidente del club de golf de Basozabal, Iñigo Manso, han presentado hoy en San Sebastián el proyecto de alto nivel.

El proyecto gozará de la generosidad, la sabiduría y el trabajo de Txema Olazabal, y tendrá como objetivo dar un empujón a las y los golfistas vascos que destacan, con un formato de equipo o academia. El equipo ofrecerá a las y los jugadores ayuda en la  planificación, asistencia técnica y preparación física, ya que su objetivo no es subvencionarles con ayudas económicas directas, sino ayudarles a desarrollarse como jugadores y jugadoras profesionales para llegar a los principales circuitos y a los Juegos Olímpicos.

Tendrá en cuenta a deportistas de tres niveles: jugadores profesionales que ya están estabilizados en los principales circuitos internacionales; jugadores profesionales que acceden y promocionan a dichos circuitos; y, por último, jugadores amateurs que, estando en centros de alto rendimiento o en equipos de universidades de Estados Unidos, se encuentran en tránsito para dar el salto a profesionales. En el caso de las mujeres, actualmente no hay ninguna compitiendo en profesionales y por ello se hará un esfuerzo especial con nuestras mejores amateurs de cara a medio plazo. Se trabajará con un grupo de siete jugadores y jugadoras con vocación de crecer: Javier Sainz Delgado, Borja Martin Torre, Roberto Garagorri Aldeanueva, Joseba Torre Olazabal, María Villanueva Aperribay. Natalia Aseguinolaza Martin y Nieves Martin Torre.

Los jugadores que militan en circuitos internacionales recibirán el asesoramiento de Olazabal en el propio circuito y se sumarán a la dinámica de trabajo diaria cuando la presencia en las competiciones se lo permita. Los jugadores de segundo nivel se sumergirán en la dinámica de trabajo presencial del día a día. En esas sesiones el grupo estarán acompañados por Olazabal o el técnico que él decida para cada entrenamiento designado.

El programa de trabajo de los jugadores encaminados a ser profesionales será muy distinto, ya que a lo largo del curso dependerán del programa de trabajo de los centros de rendimiento o de las universidades. En este caso los entrenamientos del equipo se organizarán durante las vacaciones de verano e invierno.

En general abordarán la lectura y análisis de las técnicas, estrategias, campos y condiciones de juego del swing y del golpe, las rutinas pre y post-golpe, la mejora de la intensidad del entrenamiento, la organización y mejora del trabajo previo y posterior a la competición, la interpretación de datos y estadísticas, la preparación física adaptada al juego, la preparación física para prevenir lesiones, el análisis y mejora del proceso de fijación y consecución de objetivos, entre otros.

En cuanto a los campos, el proyecto tendrá su sede en Basozabal, campo diseñado por el propio Olazabal. También correrá a cargo de la Federación Vasca canalizar las opciones de jugar y entrenar en los campos del resto de clubes de Euskadi.

El proyecto contará también con la tecnología más puntera. En el centro Z-1 de Donostia se realizarán análisis de swing y recogida de datos con trackman. La tecnología de última generación permitirá profundizar en el análisis de los datos.

En lo que a recursos humanos se refiere el proyecto contará como profesores con los jugadores profesionales Iñaki Alustiza y Juan Francisco Sarasti y la parcela física correrá a cargo de Maddalen Fuentes. Como ya se ha comentado, el director será José María Olazabal, pero además, él será quien desarrolle el puesto de entrenador técnico principal y se volcará en el trabajo diario. Cabe destacar que a pesar haber conseguido 29 victorias en torneos profesionales, entre las que destacan dos masters de Augusta, y cinco Ryder Cup, Olazabal desarrollará su labor de manera altruista. Contará con la inestimable ayuda de Pello Iguarán, golfista profesional y caddie de Francesco Molinari.