GOBIERNO VASCO, DEPARTAMENTO DE CULTURA
Bases para la política lingüística de principios del siglo XXI. Ponencia base


Portada de la "Ponencia base"El informe Futuro de la política lingüística que recoge el proyecto de la Viceconsejería de Política Lingüística para el periodo 2005-2009 prevé un escenario de reflexión y debate, redefiniendo en la medida que corresponda, y si fuera preciso, las estrategias, líneas de trabajo y prioridades en materia de política lingüística. Esta publicación supone un paso más en el debate sobre la política lingüística a desarrollar en el futuro en torno al euskera.

Tal y como nos recuerda el Viceconsejero de Política Lingüística Patxi Baztarrika en la introducción del informe, el mismo ha sido elaborado por la comisión permanente de la subcomisión específica denominada "Bases para la política lingüística de principios del siglo XXI" creada en el seno del Consejo Asesor del Euskera. En este documento se hace referencia a los criterios que deberían regir la política lingüística de este principio de siglo. Antes de acometer ese trabajo, se realiza una introducción y, a continuación, se describen los principales aspectos de la situación actual. En ese último punto, se analiza el desarrollo social del euskera, el punto de partida legal y el reverso del avance del euskera bajo el epígrafe "Paradojas de la política lingüística para revitalizar el euskera".

El informe, pese a constatar que estos últimos veinticinco años se ha hecho un gran trabajo y que se ha avanzado notablemente, se pregunta lo siguiente sobre lo realizado hasta la fecha: "La presencia del euskera se ha incrementado en la escuela, en la Administración, en los medios de comunicación o en Internet; pero, ¿ha sucedido lo mismo en los ámbitos no formales, en casa, en la calle, en el trabajo? ¿Está incrementándose el consumo de los productos en euskera? ¿Qué nivel de expresividad tiene el euskera hablado por los vascohablantes actuales? ¿Está mejorando la consideración social del euskera?"… Paradojas aparte, dicho apartado aglutina un buen número de observaciones y reflexiones al respecto. Es de destacar, por su importancia, la mención que se hace respecto al uso del euskera: "El objetivo fundamental de la política lingüística debe ser el fortalecimiento y el aumento continuado del uso del euskera, apoyado en la adhesión de la mayoría de la ciudadanía y el consenso al respecto".

Es el tercer capítulo del informe, propiamente, el eje y el fundamento del libro, dando nombre, además, a la publicación: "Fundamentos y retos para la política lingüística de principios del siglo XXI". Tal y como resalta el propio Consejo Asesor del Euskera al comienzo del capítulo, "Las leyes, los decretos, las ayudas, los reconocimientos y demás contribuyen a la recuperación de una lengua. Sin embargo, lo realmente decisivo es que los ciudadanos muestren su firme voluntad y su adhesión en pos de la consecución de dicho objetivo, porque sin éstas, todo lo demás es inútil". El informe indica que, aunque la sociedad vasca ha expresado en reiteradas ocasiones su compromiso con el fortalecimiento del euskera, las instituciones deben adecuar necesariamente la política lingüística a la realidad social, por lo que resulta imprescindible, tanto en la política como en la propia sociedad, renovar y actualizar periódicamente los consensos en materia lingüística. El objetivo será, por tanto, equilibrar las diferencias lingüísticas de la sociedad, reforzar la cohesión social y fortalecer la convivencia.

Tal y como indica el informe, "el objetivo es superar el monolingüismo e impulsar el plurilingüismo". No es posible una sociedad vasca monolingüe -ni en euskera, ni en castellano-y, "no es ése, además, el deseo de la sociedad vasca". En el futuro será normal que cada lengua tenga sus propias zonas de uso en la sociedad, siendo algunas veces la lengua predominante el euskera y, en otras ocasiones, el castellano. Es muy probable que la situación fluctúe según el territorio... En situaciones complicadas y convulsas, la política lingüística debe basarse en los valores democráticos, y no en la fuerza o en la coerción, protegiendo siempre al más débil, garantizando el conocimiento a aquellas personas que no sepan alguna de las lenguas oficiales y convirtiendo las lenguas en instrumentos de cohesión.

El informe no constituye ninguna política lingüística determinada, no es un plan que recoja medidas y acciones concretas para llevarlas a cabo por áreas o en un periodo de tiempo concreto. Este informe reúne las bases de una política lingüística, "bases saludables y eficaces para el euskera y valiosas para fortalecer la convivencia de la ciudadanía vasca". El objetivo del texto es, en última instancia, promover la reflexión y el debate.

Índice:

Prólogo

  • Introducción
  • Paradojas de la política para revitalizar el euskera.
    Principales características de la situación actual
    • Desarrollo social del euskera
    • Punto de partida legal
    • El reverso del avance del euskera
  •  Fundamentos y retos para la política lingüística de principios del siglo XXI.

Características del libro:

  • Editor: Gobierno Vasco, Departamento de Cultura
  • Lengua: Euskera y castellano
  • Año: 2008
  • Páginas: 136
  • ISBN: 978-84-457-2766-9

* Este libro se puede consultar en la biblioteca de HABE.

Fecha de la última modificación: 13/11/2008